jueves, 6 de octubre de 2016

LV SESIÓN DEL CLUB DE LECTURA



El pasado viernes, los lectores del Club de ADEX, y en especial los admiradores de Don Miguel de Cervantes, nos reunimos en el espacio Cultural de la librería Santos Ochoa para poner en común nuestras impresiones tras leer dos de sus novelas ejemplares: "Rinconete y Cortadillo" y El Coloquio de los perros". Como podéis observar en las fotografías que acompañan esta entrada sólo asistimos siete personas, pero yo creo que mereció la pena reunirnos para recordar a la máxima figura de la literatura española.

Las dos novelas que leímos son dos de las 12 novelas cortas que Cervantes escribió siguiendo el modelo establecido en Italia. Su denominación de "ejemplares" obedece al carácter didáctico y moral de los relatos que supuestamente quiso darle el autor. Se suele incluír a "Rinconete y Cortadillo" y "El coloquio de los perros" entre las novelas ejemplares de carácter realista, por atender más a la descripción de ambientes y personajes y con intención crítica muchas veces, pero en cualquier caso están entre las cuatro mejores de toda la serie. 

"Rinconete y Cortadillo" cuenta la estancia de dos amigos en Sevilla, donde tratarán a los pícaros de la ciudad, sin caer ellos (ni la novela) en la picaresca. visitan la casa de Monipodio, jefe de una cofradía de delincuentes. Contemplan sus "hazañas", pero abandonan esta vida. El humor de la novela descarta la denuncia social. El lenguaje reproduce el argot de los rufianes, con juegos de palabras sobre sus disparates. Todo es divertido, y los cofrades "posan" para el lector sin conflicto alguno. "El coloquio de los perros" escenifica la conversación entre dos perros, Cipión y Berganza, que guardan el Hospital de la Resurrección de Valladolid. Al comprobar que han adquirido la facultad de hablar durante las noches, Berganza decide contar a Cipión sus experiencia con distintos amos, recorriendo lugares como Sevilla, Montilla y Granada hasta llegar a Valladolid. Cipión promete contar su vida otra noche, y así concluye la lectura, que te deja un poso de incredulidad. Próxima a la picaresca, tampoco pertenece a este género, pero tiene una elaboración muy interesante que incluye personajes reales con alusiones a otras novelas, como Rinconete y Cortadillo o La Gitanilla. 


Si os gusta Cervantes os aconsejamos la lectura de sus novelas ejemplares, en las que su lenguaje brilla con todo su esplendor. Son cortas y por eso se leen con facilidad. Y queréis nuestra opinión sobre las dos que leímos el otro día, todos os aconsejaríamos "El coloquio....", porque es más amena y más "fácil" de leer. 

Y para terminar, no puedo por menos de recordaros un consejo de Cervantes animándonos a la lectura. Y recordad que, como nos dijo el profesor Francisco D. Matito en clase, a Cervantes hay que leerlo en versión original. Todo lo demás es una adulteración de su bellísimo lenguaje. 

Segunda parte del Quijote. Capítulo XXV

-Y ahora digo- dijo a esta sazón don Quijote - que 

                   "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho".





Próximamente, en este blog, os indicaremos el nuevo libro para leer.  

P.D. A todos nuestros amigos del módulo primero: Podéis agrandar una foto haciendo un "clic" con el botón izquierdo encima de ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario