sábado, 2 de abril de 2016

LII SESIÓN DEL CLUB DE LECTURA ADEX



El pasado miércoles a las 5:30 horas, se celebró en la Librería Santos Ochoa la quincuagésimo segunda velada del club de lectura ADEX. En esta ocasión con la presencia de Víctor del árbol, autor de "La víspera de casi todo" premio Nadal del año 2015, un magnífica novela sobre el pasado que siempre vuelve y unos personajes que luchan por volver a empezar y seguir siempre adelante... Víctor del árbol (Barcelona 1968), a quien pareció interesarle mucho nuestra condición de estudiantes de la Universidad de la Experiencia y especialmente nuestro Club de Lectura, nos presentó su libro y durante casi dos horas charló animadamente con nosotros y contestó todas la preguntas que le hicimos. 




"Esta es una historia sobre la identidad: sobre lo que somos, lo que nos obligan a ser y lo que queremos ser. Los protagonistas de esta novela, nos dijo, son personas que llevan a cuestas lo que han sido y no son capaces de dejar atrás su pasado. Sus propios fantasmas les persiguen hasta un lugar y una misma noche, en la que se ven obligados a hacerles frente". No quiere que se clasifique su novela como policiaca, y la verdad es que "La víspera de casi todo" no obecede a un solo género, sino que es mezcla de muchos: novela negra, thriller policiaco, suspense psicológico, incluso tiene un punto épico... "Lo que yo busco, dijo Víctor, no es explotar un género, sino encontrar mi propia voz narrativa y contar las historias que exploran mi propio universo. En ese sentido entiendo la literarura como una forma de transgredir los géneros y de no ser esclavo de premisas dogmáticas. "La víspera..." ante todo, es una novela de personajes". 




Cuando le preguntamos si su pasado como policía ha influído en sus novelas, nos dijo que más que de inspiración, su pasado le ha influído como formación personal. "Ser policía te ayuda a conocerte a sí mismo y tus propios límites. Y te ayuda a conocer tambien el comportamiento humano en situaciones menos habituales de lo común". Víctor del Árbol nos contó que elegió este título para su novela porque "La mayoría de nosotros nos pasamos la vida esperando que nos pase algo mágico: que nos toque la lotería, que aparezca un mirlo blanco, el gran amor de nuestra vida... nos anclamos al pasado y nos asusta el futuro".








A las 7:30 de la tarde dimos el relevo a los asistentes a la presentación de la novela, no sin antes hacernos varias fotos y darle nuestros libros para que los firmara. Allí se encontraban también los reporteros del diario La Rioja, que al día siguiente y en la pág número 36 del periódico contaron nuestra sesión con este escritor, que primero fué seminarista, después mosso d'esquadra, y por fín se ha pasado definitivamente al bando de sus admirados Camus y Dostoyevski para intentar desentrañar los misterios del alma humana. 




Argumento de la obra: Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia. Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el círculo que alivia su soledad. El cruce de estas dos historias en el tiempo se convierte en un mar con dos barcos en rumbo de colisión que irán avanzando sin escapatoria posible.








No hay comentarios:

Publicar un comentario