martes, 2 de febrero de 2016

L SESIÓN DEL CLUB DE LECTURA


El pasado viernes 29 de enero se celebró en el Espacio Cultural de la librería Santos Ochoa la quincuagésima velada del Club de lectura de ADEX con la presencia del Fermín Bocos, autor de "Viaje a las puertas del infierno".

Cercano, atento, afable, cordial... Los lectores del Club de ADEX descubrimos que Fermín Bocos, periodista y escritor, viajero y curioso, amante de la Historia y de la civilización, es además un estupendo y ameno conversador. 


"Viaje a las puertas del infierno" , nos dijo, nace de la frase con la que comienza el prólogo: "La melancolía de los seres humanos procede del silencio de Dios, de la añoranza de un tiempo en el que los dioses hablaban con los hombres", y de una referencia en un libro de Adolf Schulten, arqueólogo e historiador alemán célebre por sus investigaciones sobre Tartessos, que identificó La Rábida como el paraje en el que los antiguos situaban una de las entradas al mundo del Más Allá.


Allí, en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, comenzó Fermín Bocos un largo viaje para ver los lugares históricos donde en tiempos hubo un oráculo (puerta abierta para hablar con la Divinidad): desde Cumas, Eleusis, el Necromanteion, hasta China, Iraq, Egipto, y  Japón.  Pero, según nos dijo su autor, este libro es algo más que un libro de viajes y experiencias. Tiene otras muchas connotaciones: hay Historia, arte, filosofía, mística, espiritualidad... y es también una requisitoria contra los responsables de haber suprimido la filosofía, el latín, el griego, la historia de las religiones, es decir, las humanidades, de los planes de estudio dejando a los jóvenes en la mayor indigencia intelectual del mundo clásico. 



Durante las casi dos horas que duró nuestra conversación, Fermín Bocos nos habló de los diferentes oráculos (los de los vivos y los de los muertos) y nos explicó dónde se encuentran los más importantes; de los mitos, como el de Perséfone y Hades (la preciosa escultura de la portada del libro representa "El rapto de Proserpina", de Bernini); de Homero, de Ulises, de La Odisea, del "Jardín de las delicias", y de algunas ciudades: las que hablan por sí mismas (Florencia), y las que hay que encontrar, aunque "todas nos hablan del pasado".


Al acabar nuestra reunión y antes de atender al público que empezó a llegar al Espacio Cultural para su siguiente coloquio (al que, dado el interés que nos suscitó el libro y su autor, algunos de nosotos nos quedamos), dedicó los libros que le llevamos para su firma. Y para finalizar, una sugerencia para los amantes de la novela histórica: la lectura de "El resplandor de la gloria", en la que Fermín Bocos recrea la historia de Bizancio durante el asedio de los turcos en el Bósforo.
Sólo me queda dar las gracias a Gema por brindarnos la oportunidad de conocer a este estupendo "contador de historias", y sobre todo muchas gracias a Fermín Bocos, por su amabilidad y por enseñarnos tantas cosas. Yo me quedé especialmente con una: "leer es tener acceso a una segunda vida."



"Amable lector, este es el relato de un largo viaje, en realidad, una suma de unos cuantos viajes, que inicié en Huelva, en el sur de España (...) Un camino que en distintas épocas (...) me llevó  a ciertos lugares de Grecia, España, Italia, Francia, Egipto, Iraq o Israel, donde aún no se ha extinguido el eco de un tiempo en el que era posible escuchar las voces que venían del cielo o hay antros que un día fueron entrada del Averno. El afán de descubrir algunos de los scretos del pasado también me hizo recorrer parajes remotos de la India, Japón, y China, en el corazón reseco y más contaminado de Asia. Lo que sobrevive en mi memoria de este largo viaje confirma, como bien sabía el poeta Konstantinos Kavafis, que, aunque hayan derribado sus estatuas y hayan sido arrojados de sus templos, no por eso los dioses están muertos."


No hay comentarios:

Publicar un comentario