jueves, 4 de junio de 2015

VEN A BAILAR


-Sócrates aprendió a bailar a los 70 años porque sentía que una parte esencial de él mismo había sido descuidada.

Con esta frase quiero iniciar una serie de reflexiones acerca de los beneficios del baile, sea cual sea, extraídos de distintos estudios,  aunque considero que para practicarlo este sólo argumento sería suficiente: bailar es divertido. Es una de las formas que realmente pueden iluminar las vidas monótonas de las personas. Lo que puede beneficiarlas en su salud física, mental, y emocional.

Beneficio cardiovascular: facilita la circulación de la sangre y el tono de la piel. El sistema respiratorio y vascular también se benefician de esta actividad


Mejora tu imagen: favorece el drenaje de líquidos y toxinas y la eliminación del exceso de grasas.

Corrige las malas posturas: bailar puede ayudar a corregir las malas posturas que adoptamos en la vida diaria y en el trabajo.

Mejora las relaciones personales: es una excelente forma de superar la soledad y la timidez y establecer nuevas relaciones personales.

Reduce el estrés: favorece la relajación y libera tensiones.


Potencia la autoestima: reduce la ansiedad y la depresión, ayuda a expresar las emociones y canalizar la adrenalina. Bailar levanta el ánimo.

Fortalece la confianza: favorece la confianza en uno mismo y la claridad de pensamiento.

Según muchas Sociedades Médicas su inclusión debe realizarse en lo que los médicos llamamos "estilos de vida cardiosaludables" como un integrante que va a contribuir a mejorar la salud.



Estos beneficios y otros muchos que no enumero, son los que me hacen gritar:



 ¡BAILA!


Texto: José Antonio González 
Fotografías: Esther Sebal
Video: Esther Sebal



video


Para poner en marcha el vídeo hay que hacer clic en el triángulo pequeño, el que está abajo al lado del altavoz, en la franja negra. 

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario